¿Cómo cocer marisco?

21 de diciembre de 2020 Sin comentarios

¿Cómo cocer marisco?

La Navidad ya está muy cerca y a pesar de todo, hay algunas tradiciones que no cambiarán nunca, como es el celebrar estos días con comidas y cenas un poco especiales, comer productos que no tomamos a lo largo del año y darnos algún que otro capricho culinario. Uno de estos productos que incluimos para estas cenas y comidas navideñas suele ser el marisco.  

En muchas ocasiones en determinados comercios, este marisco se puede comprar ya preparado para su consumo, es decir cocido, sin embargo en la mayoría de los casos deberemos ser nosotros lo que hagamos esa cocción y es aquí, donde cada uno tienen su propia versión de la cantidad de sal y tiempo para cada variedad o gusto personal sobre la cocción de los mariscos. 

La realidad es que cada tipo de marisco tiene sus propias características de cocción que deberemos seguir para degustarlo con todo su sabor. 

Antes de seguir es importante saber que si compramos marisco fresco, conviene cocerlo recién comprado.

Y si es marisco congelado, lo dejamos descongelar en la nevera, y lo cocemos en cuanto se haya descongelado. En cualquier caso, siempre que vayamos a cocer marisco el primer paso es comprar un producto de calidad.

La preparación

El recipiente para llevar a cabo la preparación de nuestros mariscos, que generalmente será una olla, debe de ser lo bastante grande para que quepa todo lo que vamos a cocinar sin problemas.  En caso de que no sea así, haremos la cocción en varias veces

Limpia siempre cualquier marisco antes de cocinarlo: a los crustáceos dales  un agua fría y los moluscos (almejas, berberechos, coquinas…) es recomendable dejarlos en agua con sal para que suelten todas las impurezas y arena que puedan contener. 

Prepara unos trapos limpios para cubrir el marisco posteriormente, sal, y también podemos añadir una hojita de laurel al agua, aunque esto depende de gustos personales.

Vivo o muerto

Hay una gran diferencia que tenemos que saber cuando vamos a cocer marisco y que depende de si el bichito en cuestión esta vivo o muerto.

El marisco que está vivo debe ponerse siempre a cocer en agua fría, dejando que llegue a hervir, momento en que empezaría a contar el tiempo de cocción. Si lo hacemos así, evitaremos que se sequen las patas y se caigan,  con lo que mantendremos todo su sabor y una mejor presentación.

Poe el contrario cuando el marisco está ya muerto se echará en el agua hirviendo, contando el tiempo de cocción desde que comienza a hervir de

nuevo.

Cantidades y tiempos

A continuación os dejamos un listado de los tiempos de cocción de los principales mariscos, con la cantidad de gramos de sal por cada litro de agua correctos y a continuación, los minutos de cocción desde que comienza a hervir el agua tal como se explicaba antes, dependiendo de cómo esté el marisco si vivo o muerto.

  • Buey mediano | 60 gr/L | 18 minutos
  • Buey grande | 60 gr/L | 20 minutos
  • Cigala mediana | 60 gr/L | 1´5 minutos

  • Cigala grande | 60 gr/L | 3 minutos
  • Gamba | 50 gr/L | 1 minuto
  • Langostino mediano | 60 gr/L | 1´5 minutos
  • Langostino grande | 60 gr/L | 2 minutos
  • Bogavante mediano | 60 gr/L | 20 minutos
  • Bogavante grande | 60 gr/L | 28 minutos
  • Nécora pequeña | 60 gr/L | 5 minutos
  • Nécora grande | 60 gr/L | 7 minutos
  • Percebe | 70 gr/L | 1/2 minuto
Consumo y presentación

Para esto si que no hay duda y es que, como mejor sabe el marisco es templado o recién hecho

Si vamos a preparar la cena con un poco de antelación y lo vamos a servir frío, podemos dejarlo en la nevera hasta que llegue la hora de la cena o de la comida, pero teniendo en cuenta que debemos sacarlo del frigo un rato antes. NO olvides cubrirlo con un trapo mojado o servilleta de tela para que no se seque y mantenga un aspecto apetitoso.

Y además no tires el caldo donde has cocido ese marisco, siempre se puede aprovechar para una sopa de pescado o un arroz, y si resulta salado en exceso lo puede rebajar con un poco de agua. 

Por lo general lo único que se debería consumir caliente son los percebes, el resto de productos se pueden consumir a temperatura ambiente. De todas formas, si estos van a forma parte como ingredientes de otro plato, se servirán según indique la receta.

Como veis, el proceso es simple y en general bastante rápido. Podéis calcular la sal mediante una báscula de cocina o sabiendo que una cuchara, dependiendo de cuanto la llenemos son unos 20 gramos.

Esperamos que todo esto te ayude a poder disfrutar del marisco en su punto óptimo. Seguiremos escribiendo. 

Abrir chat